YOGA VISUAL

El yoga visual se ocupa de la recuperación visual, por método natural.

El método consiste en motivar  y activar  todas las funciones de los ojos, dispone de ejercicios para recuperar la visión y de hábitos para no perder lo recuperado.

Los ojos son los órganos mas mentales que tiene el cuerpo y como la mente es tensa por naturaleza, los ojos están tensos permanentemente y la tensión nos impide tener sensibilidad, sin sensibilidad se pierde percepción y nitidez, los músculos se debilitan y pierden a acomodación y el enfoque.

El yoga visual despierta muchísimo la sensibilidad, los relaja y tonifica y el progreso surge por sí mismo.

También el yoga para los ojos es un camino que nos conduce a la elevación de la conciencia para percibir una visión diferente a la ordinaria,  haciendo consciente que son los órganos con los que nos relacionamos con el mundo, son las “ventanas del alma.” Y no solamente nos desvelan aquello que nos rodea, sino que reflejan también nuestro estado interior y exterior.

 

METODOLOGÍA

Pero al igual que cualquier otro tipo de yoga, el yoga para los ojos es una disciplina que requiere paciencia, confianza y perseverancia.

Teniendo en cuenta que el ojo no puede separarse del resto del cuerpo, que su salud se halla estrechamente relacionada con el ser en su totalidad, el método se asienta sobre cinco piares importantes:

Primero, de los cinco pilares importantes es el de la nutrición. El cuidado de la nutrición no debe ignorarse en el trabajo de la recuperación visual. Se tiene muy en cuenta la energía que hacemos ingerir a nuestro organismo,  con la intención de evitar producir toxinas.

Segundo, distensión corporal y ocular. El desbloqueo general supone eliminar nudos aprisionados de energía vital y psíquica. Se busca soltar y aflojar además de despertar el sistema vagotónico relacionado directamente con los ojos.

Tercero, tonificación El curso pretende desarrollar una musculatura ocular fuerte y elástica, que responda a las reacciones reflejas de acomodación y convergencia que exige la retina.

Cuarto, perfecta acomodación. Los ejercicios de acomodación son de capital importancia, facilitan la respuesta justa de los ojos a cualquier estímulo.

Quinto, sensibilidad. Ha de cultivarse la sensibilidad a los propios ojos, aprendiendo a notar su vida, sus ritmos y demandas. La atención se enfoca  más a los propios ojos que a lo que los ojos ven.

Hábitos, con unos buenos hábitos  de diálogo con los ojos y de purificación cada día se afianza el progreso.

 

PROCEDIMIENTO

Se comienza midiendo al alumno su agudeza visual por medio del cartel de Snellen.

El método se desarrolla por etapas.

Al principio se concede más tiempo a los desbloqueos y a la distensión general (respiraciones completas en cinco niveles, karanas, asanas, relajación corporal y ocular), así como ir adquiriendo conciencia corporal y sensibilidad en los ojos a través de dimensiones oculares.

Después entra en acción el factor tonificación con la activación de los músculos externos y los ciliares.

Y se completa con ejercicios de acomodación y enfoque.

También el método cuenta con técnicas más avanzadas de recuperación:

Trabajar con la percepción de la energía etérica tonificadora de los ojos.

El cuerpo etérico

El prana para los ojos, (como reconocer y mover el prana)

Digitopuntura

 

Con atención a estas etapas hay confeccionadas nueve tablas  progresivas con hábitos y ejercicios que plasman y activan los cinco pilares que sustentan el método.

 

Durante los tres años que llevo impartiendo Yoga para los Ojos  ha habido recuperaciones importantes, dos alumnos ya han pasado el reconocimiento por el oftalmólogo y les han quitado las gafas para conducir.

Otros se las han quitado en todo lo cotidiano, pero reconocen que para conducir todavía las llevan.

En vista cansada (prebicia) hay quien empezaba a necesitarlas y 3 años después sigue sin ponerse las gafas. Y otros que al principio solo pueden leer textos de letra grande sin gafas terminan leyendo textos de letra pequeña.

El Yoga visual corrige miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, estrabismo… todo lo que se considera error de refracción o defecto visual.

Aunque el Yoga visual no está creado para corregir las patologías, yo lo estoy experimentando con alumnos de degeneración macular, cataratas, ojos secos severos, ataxia y en todos los casos ha habido respuesta positiva, toda la atención que se pone en los ojos, la búsqueda permanente de expansión y descanso de los músculos, llevar flujo sanguíneo y oxigeno a los ojos, tiene una consecuencia muy buena para ellos y la  consecuencia es la mejoría en la agudeza visual.

TODO EL QUE SE ANIMA A EXPERIMENTARLO MEJORA SU VISIÓN 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s